Nuevas explosiones en el volcán Ubinas

Por José Luis Torres, Investigador científico del IGP

Entre el 3 y 4 de septiembre, el volcán Ubinas presentó, en menos de veinticuatro horas, tres nuevas explosiones con la emisión de importantes volúmenes de ceniza. De acuerdo con el registro sísmico, estas explosiones ocurrieron el día 3 de septiembre a las 13:58 horas y el 4 de septiembre a las 05:51 y 08:44 horas. La dispersión y caída de la ceniza, además de fragmentos de roca volcánica, fue constante por aproximadamente una hora y media, afectando a los distritos de Ubinas y Matalaque, ubicados en los sectores sur y sureste del volcán.

El Instituto Geofísico del Perú (IGP), a través del Centro Vulcanológico Nacional (CENVUL), advirtió con semanas de anticipación a las autoridades y público en general sobre la posibilidad de ocurrencia de nuevas explosiones, tal como se menciona en los reportes semanales elaborados entre el 28 de julio y el 2 de septiembre. En estos documentos, el IGP indicó la presencia de importante actividad sísmica precursora relacionada al movimiento y ascenso de magma hacia zonas superficiales del volcán.

El ascenso gradual de un volumen importante de fluidos magmáticos (magma, gases y agua), al abrirse paso hacia la superficie del volcán, ocasiona diferentes tipos de eventos sísmicos muy característicos en ambientes volcánicos. Dicha actividad continúa presentándose a la fecha y es registrada en tiempo real por los instrumentos instalados por el IGP en el volcán Ubinas, por lo que no puede descartarse que nuevas explosiones ocurran en un futuro próximo.

En caso de que estas se produzcan, el CENVUL, como servicio responsable de la vigilancia volcánica en el país, emitirá las alertas respectivas que serán comunicadas inmediatamente a las autoridades y a la población, precisando el tipo de evento, la dirección de dispersión de las cenizas proporcionada por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI) y los posibles pueblos afectados.

De acuerdo con el escenario y condiciones actuales, el IGP recomienda mantener el nivel de alerta volcánica en color naranja. Se sugiere además a las autoridades y a la población no acercarse a un radio menor de 10 km del cráter del volcán. La posibilidad de nuevas explosiones volcánicas es latente y, de ocurrir, la ceniza expulsada volverá a precipitarse sobre los centros poblados ubicados próximos al volcán.

Cubrirse la nariz y la boca con paños húmedos o mascarillas; mantener cerradas las puertas y ventanas de las viviendas e implementar acciones de prevención y mitigación ante un eventual incremento de la actividad volcánica son algunas de las tareas por realizar. El IGP, como entidad técnica-científica, continuará generando reportes de actividad e informando sobre la evolución del proceso eruptivo del Ubinas. IGP: «Ciencia para protegernos, ciencia para avanzar».