Investigadora del IGP obtiene el grado de Doctora en Ciencias Ambientales

Tras sustentar con éxito la tesis denominada: “Condiciones geo-ambientales y su influencia en el comportamiento dinámico de los suelos de la ciudad de Ica”, Yesenia Isabel Bernal Esquia, investigadora científica del Instituto Geofísico del Perú (IGP), obtuvo el grado de Doctora en Ciencias Ambientales por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

La Dra. Isabel Bernal quien, en la actualidad, se desempeña como jefe de la Unidad de Ingeniería Sísmica del IGP, realizó estudios de ingeniería geofísica en la Universidad Nacional de San Agustín de la región de Arequipa (UNSA.) y concluyó estudios de maestría en la Universidad Nacional Autónoma de la ciudad de México (UNAM).

Durante años, esta destacada ingeniera geofísica ha dedicado sus investigaciones al estudio del comportamiento dinámico de los suelos ante la solicitud sísmica. Las investigaciones que ha realizado y en las que ha participado siempre han estado orientadas a lograr resultados de utilidad para la gestión del riesgo sísmico de desastres en ciudades y localidades ubicadas en zonas de alto potencial sísmico.

Sustentación exitosa en temas ambientales

La investigación que realizó Isabel Bernal para obtener el grado de doctora, fue trabajada desde el año 2014 y contó con el asesoramiento del Dr. Hernando Tavera, Jefe Institucional del IGP. Para ello, recolectó en campo datos geofísicos y sísmicos para generar información que permita conocer las características físicas, los aspectos geo-ambientales y el comportamiento dinámico de los suelos donde se sitúa la ciudad de Ica, ello ante la probable ocurrencia de un sismo.

Para la doctora, en la actualidad, la tendencia en Ica es la construcción de estructuras elevadas; por ello se hace necesario conocer la relación suelo – estructura a fin de que, más adelante, no se experimenten fenómenos de resonancia al momento de ocurrir un sismo y esto afecte a las edificaciones.

“No es un logro que solo me satisface personal y profesionalmente. Va más allá de eso. El aporte más importante para el IGP es que se ha logrado consolidar un grupo de investigación que desarrolla trabajos de campo para recolectar datos con técnicas geofísicas; y después de su análisis e interpretación, obtener información que permita conocer las propiedades físicas y el comportamiento dinámico de los suelos ante la ocurrencia de sismos”.

“La experiencia adquirida permitirá al IGP realizar estudios que beneficien a nuestro país al reducir el riesgo en las ciudades”, destacó la Dra. Bernal.

Finalmente, la doctora agradeció al IGP por brindarle la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y se comprometió a seguir realizando ciencia orientada a la gestión de riesgos de ciudades ante la ocurrencia de sismos.