Huaynaputina en tiempo real, por el Ing. José Del Carpio

Escribe el Ing. José Del Carpio, Investigador científico del IGP

El Huaynaputina (4850 m s.n.m.) se ubica a 76 km al sureste de la ciudad de Arequipa, en la región Moquegua. Es un volcán de naturaleza explosiva que se diferencia del resto de volcanes peruanos por la ausencia del típico cono volcánico, probablemente destruido durante su última erupción.

Los estudios efectuados en el área del volcán por el Instituto Geofísico del Perú (IGP) en 2015, además de otros en los que se empleo las redes de vigilancia de los volcanes Ubinas y Ticsani, permitieron corroborar la existencia de actividad volcánica en el Huaynaputina (sismos y fumarolas). No hay que olvidar que la última erupción de este volcán, ocurrida en febrero de 1600, presentó un Índice de Explosividad Volcánica (IEV) de 6 en una escala que va del 0 al 8, la cual es considerada como la más grande ocurrida en los Andes en época histórica. De acuerdo a Navarro (1994), durante esta erupción habrían fallecido aproximadamente 1500 personas y 20 pueblos habrían sido sepultados. Los relatos históricos mencionan que la erupción generó una intensa lluvia de cenizas en Arequipa que causó oscuridad en plena luz del día. Esta erupción también tuvo efectos mundiales, como la disminución de la temperatura en el hemisferio Norte, suceso del cual se tienen registros escritos en Francia, Rusia, China, Japón, etc.

El estudio de “Evaluación del Riesgo Volcánico en el Perú”, elaborado por el IGP, clasifica al Huaynaputina como un volcán de alto riesgo. En sus alrededores, habitan aproximadamente 23000 personas, panorama que exige vigilarlo al milímetro por medio de una densa red de monitoreo en tiempo real. Hoy, con mucha satisfacción, el IGP puede informar que ha concluido, durante esta última semana, la implementación de una red geofísica de vigilancia permanente sobre este macizo. Gracias a este importante logro, el Centro Nacional de Monitoreo y Alerta Volcánica (CENVOL), servicio del IGP, está en la capacidad de emitir alertas y pronósticos de erupción volcánica en caso de que este volcán, actualmente en reposo, presente indicios de reactivación. Esta nueva red suministrará al IGP la información necesaria para generar productos como reportes vulcanológicos y mapas sísmicos del volcán, con los cuales informar a las autoridades y a la población el estado actual del coloso.

No puede afirmarse aún cuando el volcán Huaynaputina presentará una nueva erupción o si esta tendrá la magnitud del último proceso ocurrido ya hace 400 años. Sin embargo, es un compromiso del IGP elaborar una línea base del comportamiento dinámico del volcán, identificar sus niveles normales de actividad y, a partir de ello, mantenerse expectante ante cualquier mínima variación. IGP: ¡Ciencia para protegernos, ciencia para avanzar!

Columna publicada en el diario Correo Arequipa, el 16 de abril de 2019