Modelos para el pronóstico de lluvias, por el Dr. Aldo Moya

Por el Dr. Aldo Moya, Investigador científico del IGP

Las lluvias son uno de los fenómenos meteorológicos más importantes debido a su impacto sobre la sociedad y la economía. En general, las precipitaciones (líquidas y sólidas) son beneficiosas, pues de ellas dependen las reservas hídricas de cada país; sin embargo, ocasionalmente pueden ser intensas y prolongarse por períodos extensos (días, semanas) sobre una región determinada, lo que las convierte en un fenómeno peligroso que puede dar lugar a crecidas de ríos, deslizamientos o huaicos y, en el peor de los casos, ocasionar la pérdida de vidas humanas.

Conocer con antelación qué va a ocurrir con las lluvias en el futuro es cada vez más necesario, de ahí que los científicos trabajen día a día para lograr pronósticos más certeros. Antiguamente, los pronósticos del tiempo dependían totalmente del conocimiento y experiencia de los pronosticadores; sin embargo, en las últimas décadas se han ido imponiendo los llamados “modelos numéricos”, que, dando solución matemática a las ecuaciones de los procesos físicos que rigen en la atmósfera, son capaces de estimar el comportamiento de las variables atmosféricas con varios días de antelación y, en algunos casos, semanas hasta meses, dependiendo del objetivo que se persiga.

Actualmente, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) ejecuta un proyecto de investigación financiado por FONDECYT del CONCYTEC denominado “Magnet”, en el que se estudian las lluvias en la cuenca del Mantaro. Uno de sus objetivos es lograr el uso más eficiente de los modelos numéricos y desarrollar herramientas que ayuden a elevar la calidad de los pronósticos de eventos extremos. En este sentido, se ha evaluado la capacidad del modelo meteorológico WRF (Weather Research and Forecasting) para pronosticar precipitaciones en la región y se construye una nueva herramienta para el pronóstico local de las mismas. Los resultados obtenidos han sido publicados en revistas científicas internacionales de alto impacto. Hoy, se valora la posibilidad de extender este proyecto a otras regiones, entre ellas la sierra sur, afectada por lluvias intensas como las ocurridas en febrero pasado en Arequipa y Moquegua.

Con los modelos numéricos también se puede pronosticar el comportamiento de contaminantes emitidos hacia la atmósfera, ya sean gases o partículas. En el proyecto “Magnet” se modela el comportamiento de partículas emitidas por quema de biomasa en la Amazonía y en la Sierra central, experiencia que puede ser extendida al estudio de la dispersión y transporte de partículas emitidas por las erupciones volcánicas. Es así como el IGP contribuye con información científica para beneficio de la población peruana, bajo el lema de ¡Ciencia para protegernos, ciencia para avanzar!

Columna publicada en el diario Correo Arequipa, el 9 de abril de 2019.