Los suelos en la ciudad de Arequipa, por la Ing. Isabel Bernal

Después del sismo de 2001 surgió la siguiente pregunta: ¿por qué en la ciudad de Arequipa los daños en viviendas fueron menores que en Moquegua? Para dar respuesta, el IGP instaló durante 30 días instrumentación geofísica y realizó el reconocimiento geológico, geodinámico y geotécnico del Cercado de la Ciudad Blanca, recolectando datos para conocer la calidad de sus suelos.

El análisis de toda esta información permitió al IGP elaborar el Mapa de Zonificación Sísmica-Geotécnica, cuyos resultados nos mostraron que los suelos en el Cercado de Arequipa están compuestos por gravas y sedimentos depositados en el pasado por el río Chili. Estos suelos tienen comportamiento rígido con periodos de vibración de 0.1 y 0.3 segundos, y están cubiertos por un estrato de material fino de poco espesor. Algo distinto observamos en los suelos presentes en la Urb. Lara (Socabaya), los cuales son blandos y con alto contenido de agua. Es por ello que, ante la ocurrencia de sismos, en esta zona se producen agrietamientos y asentamientos de las estructuras debido a su propio peso.

En el extremo este del Cercado, hacia la Av. Venezuela y torrentera de Mariano Melgar (San Lorenzo), los suelos superficiales tienen mayor espesor y están constituidos por materiales heterogéneos provenientes de rellenos que muestran, además, distintos grados de compacidad. Hacia el extremo sur (Av. Miguel Forga), los suelos son aluviales con predominio de arenas y limos y, en algunos lugares, debido a su cercanía al río Chili, presentan elevados niveles freáticos. Finalmente, en la franja paralela a la torrentera de Paucarpata, los suelos presentan altas amplificaciones, por lo cual, ante un sismo de magnitud importante, se producirán asentamientos y procesos de licuación de suelos. Queda clara la ubicación de los suelos heterogéneos que hacen del Cercado de Arequipa vulnerable.

El Mapa de Zonificación Sísmica - Geotécnica de esta área urbana realizado por nuestros profesionales en 2014 fue entregado a las autoridades municipales y gobierno regional, restando su implementación para la mejora de las condiciones de habitabilidad de los residentes del Cercado de Arequipa. Este mismo estudio fue propuesto para su ejecución a otros distritos de la ciudad con el compromiso de apoyo logístico, pero aún no se concreta con ninguno de ellos. Debemos tener en cuenta que las instituciones científicas como el IGP ponen a disposición de la población su experiencia y conocimiento, pero este debe ser de manera coordinada y compartiendo el mismo interés: reducir el riesgo al cual se encuentra expuesta nuestra ciudadanía. IGP: “Ciencia para protegernos, ciencia para avanzar”.