¿Quiénes somos?

Terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, inundaciones, sequías, huaycos y deslizamientos de tierra son los fenómenos naturales que acechan a nuestro planeta y que conlleva destrucción, alterando la vida cotidiana de las poblaciones. Estando nuestro país ubicado en una zona de actividad sísmica y volcánica, además de ser vulnerable a los cambios climáticos, es importante la existencia de una institución que estudie los fenómenos que afectan nuestro territorio.

Bajo este enunciado, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) es un Organismo Público Descentralizado del Ministerio del Ambiente que fue creado con la finalidad de que aplique Geofísica, es decir, su primordial función es la de estudiar todos los fenómenos relacionados con la estructura, condiciones físicas e historia evolutiva de la Tierra.

El IGP tiene la capacidad de servir a las necesidades del país en áreas tan importantes como: Sismología, Vulcanología y el Estudio de El Niño.

Actualmente, ocupamos una posición de mérito en la comunidad científica internacional, un mundo competitivo donde todo aporte: equipos, becas y apoyo financiero, espera como contraparte resultados intangibles.

Es importante recalcar que cumplimos un rol social, pues contribuimos a prevenir y mitigar fenómenos con gran potencial destructivo. Nuestras actividades principales son: la investigación científica, la educación y la prestación de servicios en Geofísica Aplicada. Con más de 50 años de aportes de conocimiento y tecnología, contamos con connotados especialistas para hacer investigación, todos ellos peruanos, que contribuyen con talento y experiencia para servir a la población peruana.

 

Estructura del Instituto

El IGP es un organismo descentralizado y su estructura está conformada por los siguientes órganos: