IGP: “Existen dos zonas importantes de acumulación de energía sísmica en el sur del Perú”

El presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú, Dr. Hernando Tavera, dio a conocer el resultado de investigaciones que apuntan la futura ocurrencia de sismos de gran magnitud entre Nazca y Chala y el área costera comprendida entre las regiones de Moquegua y Tacna.

La región sur del Perú es una zona altamente sísmica donde han ocurrido los terremotos más fuertes en la historia del país. El Instituto Geofísico del Perú (IGP) ha efectuado investigaciones que han dado como resultado la identificación de dos zonas de importante acumulación de energía sísmica (franja costera entre Nazca y Chala y entre Moquegua y Tacna), áreas en las cuales es latente la ocurrencia de sismos de gran magnitud y posteriores tsunamis.

Estos resultados fueron compartidos hoy por el presidente ejecutivo del IGP, Dr. Hernando Tavera, durante el taller informativo realizado en la sede del Gobierno Regional de Arequipa que tuvo como finalidad explicar el escenario sísmico en dicha región. Este evento contó también con la participación de la gobernadora regional Yamila Osorio, además del jefe nacional del Cenepred, Valmte.(r) Wladimiro Giovannini  y del director de la sede desconcentrada del Indeci, Gral(r) Carlos Nacarino.

Durante su presentación, el Dr. Tavera explicó que los terremotos son fenómenos cíclicos, “que si en el pasado ocurrieron en el futuro volverán a suceder”. Señaló también que en las mencionadas zonas no han ocurrido sismos de gran magnitud en los últimos años que contribuyan a liberar la energía acumulada generada a partir del proceso de colisión de placas.

En ese sentido, nuestra institución efectuó trabajos focalizados en la región Arequipa, específicamente en los distritos costeros de Acarí, Bella Unión y Yauca, estudios de microzonificación sísmica que identificaron la calidad de suelo de estos territorios. “Los mapas obtenidos fueron entregados a las autoridades de cada municipio, además de las instituciones vinculadas a la gestión del riesgo de desastres”, concluyó.