Heladas en los Andes peruanos, por la Dra. Yamina Silva

Por la Dra. Yamina Silva, investigadora del Instituto Geofísico del Perú

Las heladas se dan cuando la temperatura del aire es igual o menor a cero grados Celsius. Estas son comunes en las zonas altoandinas debido a la altitud y al enfriamiento nocturno; las temperaturas más bajas se dan justo antes que salga el sol. El enfriamiento es mayor cuando el cielo está despejado y no hay vientos, lo que es frecuente durante los meses de invierno (junio-agosto) en los Andes peruanos. A este tipo de heladas se les conoce como “radiativas”, porque se producen por enfriamiento radiativo durante la noche.

Existen también las heladas “advectivas”, que se dan por el ingreso de masas de aire frío que llegan desde latitudes subtropicales (del sur). Estas masas de aire pueden enfriar el aire hasta llegar a temperaturas por debajo de cero grados o simplemente bajar la temperatura. Este tipo de heladas ocasionalmente ocurren en la zona sur del Perú y generan nevadas. Estas mismas masas de aire frío ingresan a la selva y descienden las temperaturas significativamente, pero no llegan a temperaturas por debajo de cero grados Celsius, se les conoce como “friaje”, es un término que proviene  del portugués “friagem” y significa frío.  

En los últimos días se han registrados temperaturas bajas en la costa peruana, con una alta sensación de frío debido a la humedad en esta zona. En las zonas altas del sur del país (Arequipa, Tacna, Puno y Cusco) se han registrado heladas y nevadas, lo que indica que estas condiciones han sido provocadas por el ingreso de masas de aire del sur.

Conocer los procesos físicos y dinámicos de estos eventos meteorológicos, cuyas consecuencias pueden ser muy perjudiciales para la población, es uno de los objetivos de las investigaciones que se desarrollan en el Instituto Geofísico del Perú. Para ello, contamos con instrumentos altamente sofisticados como radares meteorológicos, radares perfiladores de vientos y lluvias, entre otros,  que nos permiten conocer la estructura vértical de las nubes, tamaño de las gotas de lluvia y la velocidad con la que caen, así como también evaluar todos los componentes de la radiación solar y aquella que emiten el suelo y las nubes.

Desarrollar modelos para comprender los procesos físicos que generar las heladas  y estudiar la influencia de las nubes, nos permitirá desarrollar herramientas de previsión para mitigar los impactos que las heladas ocasionan a la población y sus actividades.

Generar conocimiento sobre nuestro ambiente geofísico nos permitirá enfrentar los eventos adversos y adaptarnos mejor ante la variabilidad y el cambio climático. La labor que desarrollamos en el Instituto Geofísico del Perú es investigación científica de acuerdo a las necesidades de cada región.

Publicado en la edición impresa del diario Correo Arequipa el 12 de junio del 2018