Ángela Ampuero: “El IGP me ayudó a encontrar mi pasión por la paleoclimatología”

Ángela Ampuero, aprovecha sus vacaciones desde Brasil para retornar a nuestro país y visitar el IGP, su otra casa, donde empezó como tesista hace 5 años, y que hoy recorre los pasillos del tercer piso donde desarrollan los estudios e investigaciones sobre Clima, Física atmosférica, Hidrología y Suelos, Oceanografía y Paleoclimatología, esta última su especialidad la cual viene realizando una maestría en Geociencias en la Universidad Federal Fulmínense en Brasil.

Para iniciar esta entrevista, Ángela se muestra un poco nerviosa, le toma tiempo recordar, sonríe de nervios o emoción y, empieza relatando cómo es que nace su gusto por la paleoclima y porqué decidió seguir esta carrea. “Cuando entré a la universidad descubrí el deporte de escalada en roca, desde que empecé a practicarlo y estar en contacto con la naturaleza, me di cuenta que eso me gustaba y que tenía que ser el factor para escoger el trabajo que iba a hacer el resto de mi vida”.  De esa manera, Ángela, se trazó la meta de seguir practicando el deporte que le apasiona desde los 15 años. Además, cuenta que decidió estudiar ingeniería Agrícola en la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM) en la especialidad de recursos hídricos. “Siempre supe que quería trabajar en el campo y al elegir esta carrera sabía que me iba a dar la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza, pues tenía claro que no quería estar en una oficina”, manifiesta con mucha seguridad.

Inicios en el IGP

Su primer contacto con la institución se dio cuando aún estudiaba en la universidad “…al principio no conocía lo que hacían en el IGP, un día un profesor me habló de las investigaciones que realizaban y me comentó sobre el Dr. James Apaéstegui, quien trabajaba analizando las muestras que recolectaba dentro de cavernas, recuerdo que eso me interesó mucho”. Su entusiasmo y curiosidad por conocer al Dr. Apaéstegui, hizo que de inmediato se ponga en contacto con él. Ángela, cuenta que el científico le  explicó lo que realizaba y como combinaba la actividad de espeleología con la ciencia. “Sus palabras me animaron y decidí desarrollar mi tesis con él y aprovechar la oportunidad que me estaba brindando”, señala Ampuero.

De esa manera, realizó su tesis en el 2013 bajo la tutoría de los Dres. James Apaéstegui y Jhan Carlo Espinoza, ambos investigadores científicos del IGP y,  una vez culminada obtiene el título de ingeniera Agrícola, la misma que le dio la oportunidad de seguir perteneciendo a la institución como asistente de investigación durante el periodo  2014 - 2016.         

“Lo que me gustó de trabajar en el IGP, fue que siempre que tenía una duda, tenía a alguien a quien consultarle directamente. Esa es una de las grandes ventajas de trabajar en una institución como esta, pues siempre hay alguien que te puede ayudar”.

Las experiencias que recuerda del IGP

Una de las aventuras que recuerda con mucho entusiasmo son las salidas de campo que realizaba junto a científicos de alto nivel especializados en paleoclima. “Cuando voy a campo interactuó con las personas que viven ahí, tengo contacto con la naturaleza y en nuestro caso la exploración en las cavernas, es algo que no puedo describir, la sensación que tengo cada vez que voy a explorar y que otras personas no pueden ir o tienen la oportunidad que tengo yo, es indescriptible”.

Lo ojos le brillan cada vez que relata sus experiencias en las exploraciones “…es emocionante, ya voy realizando cuatro exploraciones que duran dos a tres semanas, los viajes son largos y en ellos comparto con científicos de todo el mundo y aprendo cada vez más. Sin duda esta oportunidad es gracias al IGP”.

Aplicando lo aprendido

A sus 26 años, Ángela tiene claro lo que quiere para su futuro; actualmente cursa una maestría en Geociencias (Geoquímica) con línea de investigación en paleoambiente, paleoclima y mudanzas globales en la Universidad Federal Fulmínense en Brasil. “…Ya terminé el primer año y aún me falta uno más para culminar la maestría”.  Aunque está lejos de nuestro país, ella sigue trabajando en conjunto con el Dr. Apaéstegui, por más investigación en el campo de la Paleoclimatología.

“En el IGP aprendí a realizar investigación, aprendí a escribir y comunicar mejor mis ideas, lo que hoy en día puedo aplicarlo en la maestría”.